27 de septiembre de 2021

Banco de leche del Perrando: entre 40 y 70 bebés prematuros y hospitalizados demandan a diario unos ocho litros

En el marco de la semana mundial de la Lactancia Natural, el Ministerio de Salud Pública recuerda que la Provincia dispone de un Banco de Leche Humana que funciona en el Hospital Julio C. Perrando, para que recién nacidos reciban leche natural. Cuenta con la colaboración de la Fundación Liga de Madres de Apoyo a la Lactancia Chaco y de una red de contención de cerca de 600 madres que acompañan a la lactancia y a la donación para prematuros y hospitalizados.

“La leche materna es como un medicamento, ya que no sirve únicamente para la alimentación, dado que aporta nutrientes y anticuerpos”, remarcó Patricia Frías, una de las referentes y cofundadora de este espacio que funciona desde hace 30 años. Es enfermera y puericultura del hospital Perrando, y la actual directora de la Fundación Liga de Madres de Apoyo a la Lactancia Chaco.

En el Banco de Leche Humana actualmente trabaja un grupo de bioquímicos, técnicos, auxiliares de enfermería, de apoyo a la lactancia materna y estimulación temprana. La estrategia del Banco consiste en fomentar la lactancia para que todas las madres puedan dar de mamar a sus hijos, desterrar mitos que surgen en torno al tema, y captar donantes de leche para aquellos bebés que la necesiten. A diario entre 40 y 70 bebés prematuros y hospitalizados demandan la donación de unos ocho litros de leche que el Banco les provee y por esta razón es fundamental la captación y donación de leche humana.

Donación de leche

Pese al contexto de pandemia el área continúa con su labor habitual, tanto en la donación interna como en la recolección domiciliaria, respetando los cuidados y la vestimenta adecuada del personal que se encarga de esas tareas. Además se extreman las medidas de seguridad con la leche donada y el producto final. El Banco de Leche Humana, en el Perrando, recibe donaciones de frascos para continuar con la pasteurización y el congelamiento. Los frascos que sirven son los de vidrio, con tapa a rosca plástica, para que puedan ser lavados y esterilizados correctamente.

Las donaciones de leche se reciben en el hospital, en el horario de 6 a 20, o también se pueden contactar en las redes sociales como Banco de Leche Humana Hospital Perrando, Fundación Liga de Madres de Apoyo a la Lactancia Chaco o comunicándose a los teléfonos 362 4705360 / 362 4684332 y coordinar con la red de madres del Banco, para contribuir con la persona donante, y que un técnico pueda retirar la donación a domicilio.

La lactancia es irreemplazable

Hay bebés que, por diferentes razones, no pueden recibir por un tiempo la leche de su madre y es en ese período cuando el Banco de Leche Humana juega un rol irreemplazable. “Fomentar los bancos de leche y la necesidad de la lactancia materna para que pueda existir la donación, e incentivar a las mamás que estén dando de amamantar a sus hijos, a que aporten y donen lo que les sobra y su bebé ya no consume, es un acto de solidaridad con los niños y niñas internados en neonatología”, recalcó Frías.

El abastecimiento en los bancos de leche, depende de la cantidad de madres que estén amamantando y donando. “Cada vez que traemos leche de algún domicilio, o recibimos alguna donación en el Banco, cumplimos con el proceso de pasteurización, hacemos una lectura de cada leche recibida, y se la entregamos a los bebés según la demanda diaria y el pedido de los médicos de internaciones y de los servicios de neonatología”, agregó.

En el marco de la semana mundial de la Lactancia Natural, Frías subrayó que “los beneficios de la leche materna son irremplazables, es la forma ideal de alimentar a niños y recién nacidos”. Para que la lactancia natural sea exitosa, tiene que ser acompañada por el equipo de salud en los momentos iniciales, al igual que contar con el apoyo de la familia, y en el caso de las donantes juega un rol muy importante la red de contención de 600 madres que acompañan a las y los profesionales del Banco de Leche Humana del Chaco y a la Fundación Liga de Madres de Apoyo a la Lactancia Chaco.

“La lactancia materna en la primera hora de vida es fundamental, porque no hay ningún otro alimento que pueda compensar lo que brinda”, recordó Frías. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda lactancia exclusiva hasta los seis meses y luego hasta los dos años con alimentación complementaria.

Asimismo, existe la evidencia suficiente para afirmar que la lactancia natural protege al niño o niña de muchas enfermedades al inicio y a lo largo de la vida como así también ayuda a la madre en la prevención de múltiples enfermedades. El primer contacto de la madre con su bebé, disminuye la probabilidad de la depresión posparto, el riesgo de sufrir cáncer de mama, cáncer de ovario y es una alimentación segura, además de fomentar el cuidado del medio ambiente ya que no se utilizan plásticos, ni latas, ni se consumen cantidades industriales de agua para la preparación de las fórmulas con las que se suelen alimentar a los niños y niñas.

Amamantar pese al COVID-19

La leche natural es un tejido vivo que se adapta a las necesidades nutricionales del niño o niña en crecimiento, estimula su desarrollo cerebral, previene la muerte súbita y lo ayuda a recuperarse de diversas enfermedades. Además previene enfermedades crónicas no transmisibles, como ser diabetes, hipertensión, obesidad, enfermedades que hoy son factores de riesgo para el COVID-19.

“Las madres que tienen COVID-19, siempre que estén cursando la enfermedad de manera leve o moderada, y puedan hacerlo, deben seguir amamantando a sus bebés, ya que de esta manera le transmiten anticuerpos, es crucial cumplir con una estricta tarea de higiene al momento de dar el pecho, lavarse bien las manos, limpiarse el pecho y colocarse barbijo”, expresó.

Sillón amigable

Como parte de la semana de la Lactancia Natural, la Fundación Liga de Madres de Apoyo a la Lactancia Chaco instaló el sillón amigable número 13 de la provincia en la calle San Martín 2.715, de Barranqueras, en el Gran Resistencia. “Este tipo de espacios están reservados para fomentar y respetar la lactancia, para dar el pecho al bebé o extraer la leche que luego será suministrada al niño o niña”, destacó Frías.

A %d blogueros les gusta esto: