21 de octubre de 2021

«Que nos vea Messi nos ayuda como deporte y en lo personal te llena de orgullo»

Taborda festeja con sus compañeros el pase a semifinales.

Taborda festeja con sus compañeros el pase a semifinales.

Pablo Taborda, uno de los referentes del seleccionado argentino de futsal, expresó este lunes su «emoción» por el apoyo que recibieron de Lionel Messi luego de la clasificación a la semifinal del Mundial de Lituania donde el equipo enfrentará el miércoles a Brasil para dar un nuevo paso hacia la defensa del título.

«Fue una locura y una emoción tremenda porque para la mayoría es un ídolo. Que nos vea el mejor del mundo nos ayuda como deporte y en lo personal te llena de orgullo«, admitió Taborda en una entrevista con Télam luego de la agónica clasificación a semifinales tras superar por penales a Rusia.

Apenas terminó el partido disputado en la ciudad de Kaunas, Messi publicó una historia en su cuenta de Instagram en señal de apoyo al equipo argentino de futsal que defiende el título logrado hace cinco años en Colombia.

Messi y su apoyo al seleccionado de futsal en Instagram.

Messi y su apoyo al seleccionado de futsal en Instagram.

«No lo esperábamos y fue una linda sorpresa», agregó Taborda, uno de los diez integrantes del actual plantel que formó parte de la histórica conquista.

El equipo dirigido por Matías Lucuix se metió nuevamente entre los cuatro mejores del mundo luego de eliminar a Rusia por penales en la reedición de la final de Colombia y el próximo miércoles enfrentará a Brasil en una de las semifinales.

«Jugar contra Brasil es hermoso, es el clásico más lindo del mundo y siempre tiene un gusto especial. Ya queremos estar adentro de la cancha», dijo Taborda, quien además de representar a Argentina juega en Italservice Pesaro, el último campeón de la competitiva liga italiana.

El equipo nacional tiene un antecedente cercano y favorable contra la máxima potencia de la disciplina y fue en las Eliminatorias Sudamericanas que se disputaron en febrero del año pasado en la ciudad brasileña de Carlos Barbosa, considerada la cuna del futsal.

«Ellos nos respetan y nosotros también. Ahora creo que ellos tienen más presión que nosotros por todo lo que se viene hablando, por el potencial que tienen y porque vienen de perder contra nosotros en las Eliminatorias», remarcó el jugador, de 35 años, que transita su tercer Mundial con el seleccionado argentino.

«Eso lo tenemos que llevar a favor nuestro. A medida que pasan los minutos que sientan más presión. Después tenemos que jugar como el segundo tiempo contra Paraguay y todo el partido ante Rusia. Si lo hacemos así vamos a poder llegar a la final», confió el reconocido hincha de Platense que en el futsal de AFA pasó por 17 de agosto y Kimberley en medio de su amplia experiencia en Italia.

La historia con Brasil, ganador de cinco de los ocho mundiales organizados por FIFA, no siempre fue así de pareja y para Taborda la llegada de Diego Giustozzi como entrenador en diciembre de 2013 fue el punto de partida para cambiarla.

«Creo que la llegada de Diego le cambió la cara al equipo porque desde el primer momento nos convenció de competir de igual a igual con las potencias y hoy Argentina es una de las selecciones más respetadas del mundo», subrayó.

El ciclo de Giustozzi se terminó a mediados de 2018 pero en su lugar quedó su ayudante, Matías Lucuix, uno de los mejores jugadores del futsal argentino que debió retirarse de la actividad por una compleja lesión que sufrió en el Mundial de Tailandia 2012 y de la que nunca pudo recuperarse.

Bajo la conducción de Lucuix, el seleccionado argentino todavía no perdió y la última derrota fue justamente ante Brasil (4-2) en la final de la Copa América que se disputó en San Juan en abril de 2017.

La edición 2019 del torneo organizado por Conmebol fue suspendida por el caos social de Chile y el equipo solo compitió oficialmente en las últimas Eliminatorias donde ganó los seis partidos incluida la final contra Brasil (3-1).

La infartante clasificación contra Rusia dejó secuelas en la voz de Taborda, quien quedó afónico por los festejos y también por el grito de gol tras convertir su penal en la definición.

«Fue un desahogo. Me salió así pero no fue nada contra el arquero. Justo estaba enfrente y se lo grite a él«, dijo con sonrisa cómplice.

Para Taborda, Argentina fue «superior» a Rusia y debió resolver la clasificación en el tiempo reglamentario pero después del sufrimiento la victoria se disfrutó «el doble».

El plantel argentino tuvo la mañana libre y esta tarde realizará un entrenamiento regenerativo en el estadio Zalgirio Arena de Kaunas, mismo escenario de la semifinal que se jugará el miércoles desde las 14 (hora de Argentina).

La otra semifinal quedará resuelta este lunes luego de los partidos entre España-Portugal e Irán-Kazajistán.

Lo leíste en #La Ribera Online

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: